martes, 29 de julio de 2014

Piedras preciosas

La inspiración es aquella que por las noches te saca de las blancas para meterte a escribir en las otras blancas. Por ejemplo,  ahora yo le digo con voz lenta y sin apenas abrir los labios -piedras preciosas-, y ella me contesta con su aliento somnífero en el oído -cariño, por "piedras preciosas" no me sale nada-.