domingo, 30 de marzo de 2014

Los domingos matan más hombres que las bombas

Sólo hay una manera de conseguir que mi alma, que ahora pesa menos 311 kilos, sea algo más ligera para mi cuerpo. Sería algo como que una coreógrafa de la realidad, con cánones de belleza que precisamente no encajarían con los de Lady Photoshop, se pusiera  a contraluz de la ventana de esta tarde de lluvia y  me dibujara en el aire, sólo con quitarse el sombrero, un "¿jugamos?"



miércoles, 12 de marzo de 2014

Hoy soy todo oídos

Esta entrada hoy está especialmente creada y dedicada para ti, para tus palabras, para lo que tu pedazo de cacho de trozo de alma aliente

domingo, 2 de marzo de 2014

Ursula

Sigue teniendo esa forma de besar a cámara lenta, tan despacio,   que reblandeció el reloj  de los últimos 16 años en que no nos habíamos vuelto a ver.  Un beso suyo es como una flor exótica que se despereza hasta despetalarse las comisuras.  Ursula tiene un no sé qué narcótico entre la nariz y la barbilla,  capaz de anestesiar a todo el mundo que me rodea, para convertir sus labios en miles de pececillos erosionándome los míos. Hay cosas que afortunadamente no cambian