sábado, 19 de enero de 2013

¡ Era solo eso !

Ahi vino, embotellada en terciopelo burlesco
contorneando su aroma de izquierda a derecha
agitando la luz entre sus piernas
fue suficiente un sorbo de eso
para que al moverlo de un lado a otro de las bocas con la lengua
nos derramaramos en rubíes y granadas

3 comentarios:

fosforecencias