sábado, 28 de abril de 2012

Nómadas del lienzo

Es curioso cómo vamos embadurnando el tiempo incoloro con nuestras pinturas. Entramos y salimos de los cuadros de las relaciones, y cuando estamos fuera de ese marco nos pasamos al del autorretrato. Si soy sincero, pintar no se me da bien, de hecho, soy el único de la familia que no pinta nada. Quizás lo intente con la escultura orgánica, hablaré con Olga, la vecina del sexto, que es medio bohemia medio bohemuysuya, a ver si probamos a moldearnos formas más bohedonistas.

4 comentarios:

  1. Te superas, me encanta.

    Artes pielásticas...


    Muaaaaaak.

    ResponderEliminar
  2. Demasiada geometría rectilínea. ¡Claro! que si a la vecina del sexto la gusta...
    ;-)

    ResponderEliminar
  3. AE para gustos hay colorantes y colordespués, lo coloridamente importante es que en el medio el colorentre, y colorín colorado te lo cuento coloreado

    ResponderEliminar

fosforecencias