martes, 7 de febrero de 2012

Dando la nota

Hay un piano blanco y un piano negro 
El blanco toca apenas cuatro notas, simples y sencillas
El negro, a continuación, las repite igual de simples y sencillas
son tonalidades negras las del blanco
y son blancas las del negro
Son notas simples, sencillas,
pero una vez se hacen el espejo,
ya no me las puedo quitar de una habitación que tengo entre oreja y oreja.

8 comentarios:

  1. Son los matices...que tienen tendencia al gris...aunque mis grises son de la tonalidad del blanco...sin duda alguna.

    ;-x

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu tonalidad no es un blanco de las dudas, entonces.
      :--X

      Eliminar
  2. Me pillas en un día entre pianos, justamente. Estoy densa e intensamente gris. Hoy ni me miro al espejo.

    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pillarte, lo que se dice pillarte... no sé. Todo pasa. Besotes

      Eliminar
  3. Así no me pierdo nada...que pueda ser de interés artístico poetíl...

    ;-)

    ResponderEliminar
  4. Temazo. ¿Es casualidad que yo también lo haya puesto?

    ResponderEliminar

fosforecencias