jueves, 1 de septiembre de 2011

Algo frutal

Hoy tuve una cita especial, no se trata de una cita a ciegas o a mironas, quedé conmigo mismo. La verdad es que surgió así, de forma repentina. Ni tan siquiera pensé en la posibilidad de obtener una negativa como respuesta, fue proponérmelo y me di el sí, como si estuviera esperando que me lo pidiera.

Quedé en la Plaza de de Sant Felip Neri, en la fuente, a las ocho y media de la tarde. No tuve ningún problema en escoger qué ropa ponerme, la única que tenía limpia era la que estaba tendida y lo sentí por las retinas sensibles a la arruga. Cuando estaba a cinco minutos de la Plaza, me dije -voy a hacerme esperar-, y llegué expresamente media hora tarde, aún así no pude salirme con la mía, llegué a la vez. Charlé un rato conmigo mismo, parecerá absurdo pero no sabía de qué hablar, así que callé, permanecí en silencio un buen rato. Me encontré a gusto, sin tener ninguna necesidad de decirme nada, como si ya lo supiera todo de mí, como si no hubiera nada nuevo o no tuviera la más mínima curiosidad o interés en mí. Y sin embargo, era una compañía agradable, como si estuviera con mi alma gemela, jamás me había pasado esto en una primera cita, ¿será que habré encontrado al fin a mi media naranja?.

Mañana probaré con mi media banana


12 comentarios:

  1. El texto es bueno y con la música mejor.
    ;-)

    ResponderEliminar
  2. Pues tu verás pero tienes que tomar 5 piezas de fruta al día....yo no digo nada.

    Y no nos has contado si hubo beso y si te acompaño a casa....

    Besos de sandía.

    Nuda

    ResponderEliminar
  3. Anelena, sospecho que te morías de ganas de pintar de colores el traje del individuo de blanco. Me alegro de que te guste lo que pruebas, y más con un ritmo que dé, dé y dé (sabor)

    Nuda, cinco? estás obsesionada con la rima! Sé que te gusta saber en qué acaban las cosas, pero eso, querida amiga, es una fruta prohibida que cuesta, pero todo llegará (zanahoria dixit). De todos modos tu inconsciente quiere acompañarme a casa (se te olvidó una tilde en "acompaño", ¿o no?). Me doy por afrutado con tus ocho puntos suspensivos

    Besos de chir(r)imoya

    ResponderEliminar
  4. Increiblemente genial. Muaaaaaaaaaaaaaaas.

    ResponderEliminar
  5. No se me olvidó, me la comí jajajaja.

    Otros 8 ........ Besos!

    Nuda

    ResponderEliminar
  6. Blogbo, se va a notar que me escribiste la entrada, modérate. Ese muassss po(n)melo otra vez, anda!

    Nuda, el leerte comer datil(d)es así da.. da... da ... hambre. Besos

    ResponderEliminar
  7. Muaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaas.

    ResponderEliminar
  8. Jo, ya verás qué bien te lo pasas...

    Besicos

    ResponderEliminar
  9. Si te ha ido bien con tu media naranja, para qué probar con más? la vas a liar.

    ResponderEliminar
  10. Claudia, los hay que no han parado hasta que han encontrado a su media macedonia

    Me quedo con tu "la vas a liar"

    ResponderEliminar

fosforecencias