jueves, 14 de abril de 2011

Pasaje de Joana

Puedes ser una cuchilla por la espalda entre la piel y la piel. Puedes ser un sabor que retuerza palabras. Una cremallera que desangre la tinta negra del cabello. Un beso que envase los pulmones al vacío. Una cera que resbale por la acera de sus esquinas. Un tendedero pinzando sus azoteas. Pero el dolor en su callejón no lo soportaría

4 comentarios:

  1. ¿Por qué me parece tan triste y emotiva tu entrada?
    ¿Se pueden hacer peticiones?
    ¿Puedes escribir algo alegre si yo te lo pido? Sólo es que me gustaría...

    ;)

    Oyes si yo me hago Luciérnaga ¿Tú me refrescas?

    ResponderEliminar
  2. Hay dolores que no se soportan, ni con agua oxigenada ni con nolotil...

    Besicos

    ResponderEliminar
  3. Debo haberlo entendido mal... se me han puesto los pezones como escarpias.

    ResponderEliminar
  4. Anele, parece que te apareció algo parecido a lo que te preguntas. Si tú te haces luciérnaga yo me haré noche.

    Belén, hay dolores que se soportan con sal de mi vida y otros con la sal de mi vida.

    Blogbo, joder ... tus pezones y yo le podemos poner los cuernos a la gravedad

    Refresco, ¿por qué no usas más el licor?

    ResponderEliminar

fosforecencias